ESTÁS VIENDO

Ficha detallada

Little Kingdom

Restaurantes y Cafeterías

Madrid

PRECIO:
desde 4€

Visitar su web

En Madrid encontramos un pequeño país de las maravillas donde pasar un rato diferente, donde la fantasía aparece y se convierte en realidad por arte de mágia. LITTLE KINGDOM es un centro de ocio infantil bilingüe en Madrid, donde los pequeños viven una experiencia inolvidable cada día, con disfraces, pintacaras, cuentacuentos, en un mundo  mágico y de cuento. Es un lugar en el que puedes pasar una tarde divertida en un parque de bolas tematizado como un castillo medieval, celebrar un cumpleaños personalizado para cada niño, o acudir a los talleres de manualidades, de cocina, musicales, conciertos, magia y miles de actividades que organizan; en inglés y español, por las tardes y los fines de semana.

Además, tienen una cómoda cafetería para que los padres se relajen merendando unas deliciosas tartas y cupcakes, se lleven un libro para leer, se conecten  a la wifi o queden con amigos mientras los niños juegan.

Todo este ambiente tan atractivo está disponible por espacios de tiempo que determináis vosotros mismos. Podéis visitar Little Kingdom durante toda la semana. De Lunes a Jueves de 16:30 a 20:00; los Viernes de 16:30 a 20:30, y los fines de semana de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30.

Los cumpleaños en Little Kingdom están cuidados al máximo. Desde la amplitud de  oferta y las facilidades para hacerlo a medida (cumpleaños básicos y especiales para niños de todas las edades, de elaboración y decoración de cupcakes, o tematizados) hasta el exquisito cuidado que ponen en no juntar nunca dos cumpleaños a la misma hora para que los niños no coincidan jugando en el castillo de bolas.

Los monitores-animadores que se encargan de los cumpleaños tienen titulación relacionada con la educación infantil y cuentan con mucha experiencia con niños. Además, no se limitan a dirigir los juegos, sino que organizan actividades en relación a la edad de los niños, interactúan con ellos, hacen gymkanas dentro del castillo de bolas e improvisan continuamente actividades para que la hora de juego sea de lo más divertida y el día del cumpleaños sea inolvidable. Todos los cumpleaños básicos duran dos horas en los que hay juego, merienda, entrega de regalos y una divertida minidisco al final que les encanta a los peques, e incluyen en el precio disfraces y pintacaras.

Para que todo sea aún más especial, los niños también se sentarán a la mesa a disfrutar del menú de cumpleaños. Hay varias propuestas a elegir en cuanto el menú, con la posibilidad de hacerlo estilo merienda, o como merienda-cena con pizza o perrito.

También se pueden elegir varios extras como piñatas de los personajes más divertidos, bolsas o tarta de chuches, una búsqueda del tesoro en inglés, o magia, y los papás también pueden disfrutar de un catering, con empanadas, tortillas, pizzas, burritos, dulces variados, etc. Y por si fuera poco, el anfitrión también recibe un regalo al final de su fiesta.

Los directores del centro, además, son padres con niños pequeños y conocen muy bien las necesidades de los niños y el mimo y cuidado con que hay que tratarlos, y se esmeran en dar un servicio de calidad, estando abiertos a cualquier sugerencia.

 

¿Qué te ha parecido? Puntúalo aquí.